Tiempo

Diciembre es el último mes del año y a medida que nos acercamos al 31, a muchos nos gusta pasar tiempo con nuestra familia, nuestros primos, abuelitos y tíos; y cuando nos juntamos, nos gusta recordar las cosas que han pasado en el año. Pero, ¿te has preguntado por qué medimos el tiempo con un reloj dividido en 12 y en un cronómetro los minutos se dividen en 60?

Bueno, la idea de medir el tiempo es antigua, tanto como los sumerios. Una civilización establecida en Mesopotamia, en lo que ahora es Irak. Esta civilización ocupaba un sistema métrico duodecimal, es decir, basado en el número 12; esto era así porque pueden contarse doce falanges con el pulgar desde la palma de la mano. El número 60, por otro lado, es heredado de los babilonios, cuyo sistema métrico se basaba en ese número. Por un largo proceso de intercambio cultural, el conocimiento forjado por las civilizaciones mesopotámicas pasó a los egipcios, después a los griegos y finalmente, a cada una de nuestras culturas.

Ahora, cada vez que mires el reloj recordarás que nuestra manera de medir el tiempo es muy antigua e incluso, los nombres de los meses del año llegan a nosotros desde los romanos, pero eso te lo contaremos en otra entrada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *