Estaciones

mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonías, 

mientras haya en el mundo primavera,

¡habrá poesía!

Gustavo Adolfo Bécquer

Dicen que en febrero el clima es loco pero todavía hasta hace unos dos siglos, el tiempo era bastante más predecible, tanto, que Gustavo Adolfo Becquer confiaba en que siempre habría primavera y con ella, poesía.

Así como en el poema, desde hace mucho tiempo se asocia el clima o el tiempo de las estaciones con los estados de ánimo, lo vemos en el poema de Mario Benedetti Estados de ánimo, y en el mito sobre el origen de las estaciones del año: De acuerdo con los griegos, Deméter, la diosa de la naturaleza, era madre de Perséfone, una joven muy bella de la que Hades se enamoró; como el hombre era caprichoso, la raptó y ante la gran tristeza de Deméter, el mundo cayó en un invierno profundo que arrasaba con el alimento y provocaba el hambre de la humanidad. Ante esto, Zeus, el dios del Olimpo ordenó que, ya que Hades había hecho de Perséfone su esposa, ella pasaría la mitad del año con su madre, que es cuando la tierra es cálida y florece la naturaleza y la otra mitad con su esposo. Es por eso que durante la primavera y el verano hace calor y la naturaleza florece pues Deméter está feliz con la compañía de Perséfone; en cambio, cuando se separan, ella se deprime y la tierra es fría en otoño e invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *